Metodología Lean: más allá del Canvas

Cuando se habla de la metodología lean, muchos piensan inmediatamente en el modelo de negocio Canvas, también llamado Canvas Model y asocian la metodología con Alexander Osterwalder.

Sí, la sistematización del modelo Canvas ayudó a muchas empresas a crear sus planes de negocio de una forma ágil y rápida. Pero es importante recordar que la metodología lean no se limita a esto y de hecho, su origen es muy anterior, como mostramos en este artículo.

Vea un Modelo de negocio Canvas creado por Osterwalder:

metodologia lean

 

Vea también: Definición y usos de los Procesos Lean – todo lo que usted necesita saber

Origen de la metodología lean

Fue en los años 80 en Japón, que se comenzó a usar el término “Lean Manufacturing“, que en español significa manufactura magra. El objetivo era hacer que la producción de vehículos en ese país fuera más eficiente.

Pero fue 10 años más tarde, con el lanzamiento del libro “La máquina que cambió el mundo”, de James Womack, que el término fue popularizado y la metodología lean se consideró esencial para la industria automotriz japonesa, especialmente para la marca Toyota.

Libro Lean StartupMás recientemente, en 2011, otro éxito de ventas, esta vez escrito por Eric Ries, llamado “Lean Startup“, volvió a examinar la metodología lean, adaptándola para las personas interesadas no sólo en montar una startup de forma ágil y asertiva, sino que también se pudiera utilizar en grandes empresas de todos los ramos.

Por lo tanto, como se vio, el origen de la metodología lean es mucho más antiguo de lo que se piensa. Podemos resumir su esencia como el uso racional de los recursos y sin residuos, para que se utilice sólo lo que sea absolutamente necesario en la realización de un proyecto o proceso.

Vea tambien: Ejemplos de Business Process Reengineering – ¡compréndalos y aplíquelos!

 

5 pasos para utilizar la metodología lean en la gestión de procesos

Uno de los preceptos de la metodología lean es el uso de métodos ágiles. Estos métodos utilizan dos premisas importantes:

La primera es el concepto de iteración, que se refiere más bien a la expresión “quick win“, es decir, pequeñas mejoras en los procesos que se pueden obtener rápidamente, pero que pueden aportar resultados visibles a corto plazo. Esto anima al equipo a avanzar con cada nueva “pequeña victoria”.

La segunda es la participación efectiva de los clientes y usuarios finales durante el modelado de procesos y su mejora, lo que crea importantes feedbacks y contribuciones para que el resultado final corresponda con los intereses de aquellos que realmente se beneficiarán del proceso (o el desarrollo de un producto).

Para ello, le sugerimos un paso a paso en 5 etapas:

1 – Dar la debida importancia al proyecto de mejora de procesos

Antes de empezar el trabajo, hay que tomar las mismas medidas necesarias para que cualquier proceso funcione: establecer las metas, el alcance del proyecto, quiénes son los miembros del equipo y sus responsabilidades, los recursos necesarios, los plazos de entrega y los cronogramas.

En otras palabras, haga un plan antes de empezar.

2 – Involucre a los participantes en la búsqueda de un cambio efectivo

No todas las personas se sienten cómodas con los cambios en las organizaciones. Incluso trabajando con procesos ineficientes, muchos tienen miedo de salir de la zona de confort y enfrentar a algo nuevo.

Es muy importante involucrar a todos para que crean en la necesidad de cambio y los beneficios que el nuevo proceso aportará en el desempeño de las tareas y el logro de resultados.

3- Garantice el apoyo de los líderes de la compañía

Los recursos son fundamentales, ya sean financieros, de equipo, de espacio, de personal y en especial del tiempo que los miembros del equipo dedican al proyecto.

Sin el apoyo de líderes de la compañía a nivel estratégico, será imposible lograr los resultados deseados.

4- Comience con procesos sencillos

Uno de los fundamentos de la metodología lean son los pequeños avances, iteraciones continuas y acumulativas que se convertirán en un mejor resultado final.

Evite la tentación de comenzar con los procesos más urgentes e ineficientes. Opte por algo simple, resuelva, motive al equipo con los resultados y utilice este aprendizaje para después dedicarse a los grandes desafíos de realizar mejoras.

 

5. Determine un espacio físico exclusivo para las reuniones del proyecto

Es fundamental contar con un lugar específico para realizar las reuniones enfocadas en la mejora de los procesos. Es muy útil tener una pizarra grande en la pared, donde dibujar los diagramas de procesos.

Por otra parte, cuando todos perciben que hay un lugar específico para dedicarse al proceso, eso muestra a los otros miembros de la compañía que este es un esfuerzo serio e importante.

Vea también: Entienda todas las etapas del proceso de planificación estratégica

Una herramienta de automatización de procesos BPMN puede ser muy útil para utilizar la metodología Lean. Con HEFLO es posible compartir sus diagramas en línea para pedir y dar sugerencias para realizar mejoras de manera colaborativa.

4 Comments. Dejar nuevo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Rellena este campo
Rellena este campo
Please enter a valid email address.

Menu