Comprenda la metodología Six Sigma, cómo surgió y cuáles son sus 5 pasos esenciales

La metodología Six Sigma es una forma de gestión de negocios altamente cualificada, eficiente y eficaz, que adopta como tema principal la corrección de defectos en los procesos de las organizaciones y la mejora y optimización de estos procesos a través de la reducción de costes innecesarios.

En el pasado, la metodología Six Sigma se aplicaba sólo en el sector de la manufactura, en la fabricación de productos, pero con el tiempo ha evolucionado y actualmente cuenta con una fuerte presencia también en el sector de servicios.

También conocida como 6 Sigma, se basa principalmente en datos y análisis estadísticos para medir el nivel de calidad operacional de una empresa, mediante la búsqueda de fallas en sus procesos y el desarrollo de soluciones que actúan directamente sobre el origen del problema.

¿Cómo se creó la metodología Six Sigma?

Sigma es una letra del alfabeto griego usada como una medida de la varianza estadística. Cuando se aplica en el mundo de la gestión empresarial, se refiere a la frecuencia con la que un determinado proceso de la compañía se aleja de la perfección y consume más recursos que el mínimo necesario para satisfacer al cliente. La metodología sigma considera la aparición de defectos dentro de un determinado número de oportunidades.

En los años 20, el ingeniero estadounidense Walter Andrew Shewhart, pionero y experto en el control de calidad estadístico, determinó que un proceso que presentara una variación igual o arriba de tres sigma o de su promedio normal, debía ser revisado y corregido. Considerando que los niveles de calidad se medían en un universo de miles de oportunidades.

Pero en los años 80 un equipo de ingenieros de Motorola, dirigido por Bob Galvin y Bill Smith, constató que estas cifras no traían muy buenos resultados, y entonces comenzaron a medir los niveles de calidad no en miles, sino em millones de oportunidades.

Así nació la metodología Six Sigma, conocida por su excelencia y utilizada por empresas de todo el mundo, cuyo nivel de calidad genera sólo 3,4 defectos por cada millón de oportunidades.

Los cinco pasos esenciales para la planificación e implementación de la metodología Six Sigma

  1. Definir: determinar las principales necesidades de la empresa y los puntos más importantes para la calidad de los procesos involucrados en el negocio.
  2. Medir: medir y evaluar el desempeño de estos procesos.
  3. Analizar: estudiar y mapear los datos recogidos, para poder localizar el origen de los problemas en los procesos e identificar oportunidades para mejorarlos.
  4. Mejorar: optimización de los procesos a través de la implementación de soluciones que sean al mismo tiempo correctivas y preventivas.
  5. Controlar: acompañar el efecto de las soluciones a corto, medio y largo plazo, por medio del control de rendimiento de los procesos y señalando posibles mejoras adicionales.

Ahora que usted ya sabe lo que es la metodología Six Sigma, vea también el concepto de BPM y entienda cómo se conecta a la gestión integrada de procesos . Conozca también la metodología 5W2H.

4 Comments. Dejar nuevo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Rellena este campo
Rellena este campo
Please enter a valid email address.

Menu